"Cada niño y cada niña, una expresión diferente"

Espíritu La Cantera

Acogemos a los niños con cariño y respeto, para extraer de su espíritu la diversidad y la excelencia que está en toda obra de Dios.

Información apoderados

Historia

HISTORIA

Un grupo de educadores, buscábamos encontrar un espacio diferente, donde cada niño y cada niña se sintieran, comprendidos, atendidos, amados, estimulados. Más aún en una época de cambios, en la que se haría urgente descubrir el sentido y los valores que justifiquen el ser, el vivir, el actuar.


Por experiencia sabíamos que es más efectivo el desarrollo integral del niño y del joven en un espacio adecuado, con un trato personalizado y amable que permitan una sana socialización.


Fue así como en el año 1998, después de intensa búsqueda, encontramos una hermosa residencia antigua, ubicada en la calle Los Pescadores, Ñuñoa.
En el antejardín, rosas, árboles añosos y forjado en la reja de fierro de la entrada, aparecía este nombre “La Cantera”


En el hall de entrada preguntamos de quién era. Nos respondieron que recién la había dejado el Cardenal Raúl Silva Henríquez, porque muy enfermo, lo llevaron a pasar su último tiempo en una casa de reposo.
La sorpresa fue inmensa ya que en el Proyecto Educativo que habíamos elaborado el inspirador de los valores humano cristianos, era ese personaje chileno; el Cardenal Raúl Silva Henríquez. Un hombre que trabajó con amor por Chile, por la paz, el respeto a todas las personas, sin discriminar. Por la justicia y la verdad. Así el Colegio La Cantera se inspiró en ese amor, en su creatividad, dinamismo y la tenacidad característicos de su personalidad.


Durante estos años nos hemos mantenido fieles a sus valores del respeto, la solidaridad y el amor. Este año 2021 cumplimos 24 años al servicio de la Educación.